Fernando Gaitán y su Café con aroma de mujer.

El que no arriesga…
Los proyectos telenoveleros de Fernando Gaitán están siempre en el filo de la navaja. El riesgo parece ser su sello pero como dicen por ahí “el que no arriesga, no gana”, y si bien se aventura, a este libretista las cosas finalmente le resultan hasta mejor de lo que él mismo hubiera podido prever. “Café con aroma de mujer” nació en una época donde los melodramas colombianos se movían en la ciudad y por ello comenzar con una historia donde el campo era el gran telón de fondo sonaba sumamente riesgoso. Además, Gaitán en aquel entonces no era conocido en el ámbito de las telenovelas. Sin embargo, el guión parecía lo suficientemente bueno, por lo cual la televisora decidió darle vida. Quienes se integraron al proyecto lo hicieron porque se enamoraron de él y decidieron ponerle corazón, esa fue la palabra que usó Pepe Sánchez, el director de escena. Así fue, con el corazón en la mano todos, desde Margarita Rosa de Francisco y Guy Ecker hasta el ténico más modesto, se lanzaron a la aventura que comenzaba allá en la Hacienda cafetalera de los Vallejo.
“Yo soy Betty, la fea” no por provenir de un libretista ya célebre mundialmente gracias a Café… dejó de ser un riesgo. Colombia vivía una crisis económica fuerte y RCN no era la excepción. Con el último presupuesto que tenía para melodramas ese año estudió cuatro guiones de Gaitán y juntos optaron por Betty… aunque temían que la protagonista en lugar de encantar resultara ofensiva para el auditorio, aunque el riesgo de darle un tinte cómico a la telenovela pudiera llevarla al fracaso. De nuevo tomaron la ruta más escarpada y salieron avantes. Betty se convirtió en un fenómeno mundial, si bien Café… le abrió paso años antes, ella sigue siendo un auténtico “trancazo” en cualquier país donde se transmita y/o se adapte.

El innovador Gaitán.
El guión de Gaitán para Café… subyugó a Colombia. De entrada parece una telenovela canónica pero su autor nos va proponiendo ligeros cambios de fondo que la hacen sumamente original y que tal vez son el secreto de su éxito.
En primer lugar, la protagonista. La Gaviota era una recolectora de café joven, bonita, franca y con una capacidad de soñar avasalladora pero tenía una característica que la diferenciaba de las protagónicas tradicionales: creía en sí misma como ninguna otra y estaba dispuesta a labrarse un destino por su propia mano. Los que hicieron Café… decían que la Gaviota era una mujer de ensueño llevada a las pantallas de la TV. Betty, la fea también es una protagonista muy particular. Comparte con Gaviota la capacidad de buscarse la vida por sí misma pero su fealdad es otro cuestionamiento muy serio hacia los melodramas tradicionales pues Gaitán demuestra que no es la bellaza física aquello que “enamora” de una mujer, sino la capacidad que tenga de ser ella misma, de soñar y de no disfrazar o enterrar en los patrones aquello que la hace original y que le otorga SU verdadera belleza.
La co-estrella masculina de Café…, por otra parte, era un rico heredero como tantos otros protagónicos de telenovela. Su familia era la de más abolengo dentro del mundo del café colombiano pero a él eso no le impide, en principio, enamorarse de Teresa Suárez; y después, darle un giro radical a su modo de vivir a raíz de ese amor nacido en él cuando conoce a la recolectora justo después de la muerte de su abuelo. Los cambios de Sebastián a lo largo de la trama son impresionantes, él era un adolescente en muchos aspectos y, capítulo a capítulo se va convirtiendo en un hombre… un hombre que toma las riendas de su vida para dirigirla hacia lo que él y sólo él considera la felicidad.
Por si esto fuera poco, el amor que propone Fernando Gaitán para sus personajes es mucho más que maripositas en el estómago y un pretexto para exhibir besos y escenas de intimidad entre sus personajes. Para este escritor el amor CAMBIA LA VIDA. El amor constituye una fuerza renovadora, regeneradora, reivindicadora de autocuestionamiento y, por ende, de cuestionamiento al mundo en el que se vive. Y como toda fuerza, el amor es acción, no contemplación ni autocomplacencia. Solo así podemos entender los cambios tan fuertes en Sebastián Vallejo y los (aún más grandes) de Armando Mendoza. Creo que este personaje es aún más radical que Sebastián pero comparte con él esa capacidad de cambio nacida a raíz de haber conocido el amor de verdad.

Un universo aglutinador.
Ahora bien, sin el mundo del café y sus vicisitudes la primer telenovela de Gaitán jamás habría sido lo que fue. Este es el otro gran protagonista pues, es él quien marca ritmos, tiempos, el que “enreda” las vidas de los personajes de esta telenovela y le da un trasfondo de verosimilitud que pocas llegan a alcanzar. En ese sentido Betty… es su hermana casi-gemela pues sin el mundo de la moda, sus reglas, sus conflictos, sus apremios económicos y sus contradicciones tan descarnadas no hubiera sido lo que fue. Por lo general los melodramas colocan a sus personajes en oficinas, en pueblos, en las calles de una ciudad pero el trabajo, los desplazamientos en auto o las visitas a provincia son más una búsqueda de refrescar las imágenes que otra cosa. En Café… cada escena tiene su razón de ser y la variedad de locaciones depende de que el argumentista pone frente a frente a dos mundos completamente distintos: el campo y la ciudad. Una depende del otro para vivir aunque se esfuerce por negarlo a cada minuto. Y los procesos del café dan para explorar esta dualidad y para recrearnos con las escenas campiranas pero también para impactarnos con la tecnología de las ciudades colombianas y hasta europeas.

Entre malvados te veas.
Y, por último (aunque no por eso menos importante) el villano de la trama. Gaitán es un gran escritor porque no crea caracteres planos o fácilmente descifrables. Los personajes de Café… parecen humanos pues tienen motivaciones simples y llanas para actuar como lo hacen, si yerran o aciertan, si sufren o ríen, si aman o detestan todo se apoya en quienes son y en los objetivos que se trazan dentro de sus vidas de telenovela. Además, sólo reciben a cambio de sus actos las consecuencias de lo que ellos mismos han sembrado. La fortuna o la desgracia se labran a pulso, ningún ángel o hada madrina llega a poner las cosas en orden, en Café… y en Betty… todo cae por su propio peso.
Iván Vallejo es un tipo fuera de serie y con una capacidad de liderazgo impresionante. Tenía todo para ser el líder que soñaba pero el fin no siempre justifica los medios y el proceder de este personaje al ser precipitado, inescrupuloso y perverso, construye castillos en el aire si más sostén que sus propios errores, los cuales terminará por pagar. En pocos melodramas podemos ver a un personaje capaz de utilizar lo profesional de manera tan conveniente para sí y capaz de manipular a tanta gente para prevalecer y conseguir sus propias metas. Aquí todos (hasta la abuela Vallejo), terminan bailando al “son” que toca este personaje, y todo por “preservar el abolengo, los bienes y la cohesión de la Familia”… Aquí, ninguna de las mujeres, por más intrigante y oscura que sea tiene la visión ni la capacidad de acción de Iván, eso lo hace estirar su juego lo más posible para, después, iniciar el camino de retorno pagando cada cuenta que dejó pendiente tiempo atrás.
De cierta forma Armando Mendoza es hermano de Iván Vallejo y Fernando Mendiola sería como el primo de ambos. No son malvados de esos que disfrutan arruinando las vidas de los demás, muy por el contrario si toman rutas falsas, engañan y conspiran, lo hacen porque es la única manera que creen posible para lograr sus anhelos y en ningún momento encuentran una recompensa plena con sus acciones. Iván quiere ocupar el lugar del gran patriarca de los Vallejo; Armando preservar a toda costa la presidencia de Ecomoda; Fernando eso y no defraudar a su papá. Todos ellos van recogiendo triunfos parciales pero también van haciendo más grande el precipicio donde se despeñarán… para resurgir de sus cenizas, reivindicarse y hasta alcanzar el amor pleno. (Esto último válido más que nada para Armando y Fer).

Hasta aquí este texto. Quise hacerlo más corto pero por alguna razón una vez comenzando a escribir todo lo que viene son ideas y más ideas… Gaitán me inspira, eso que ni qué. Hay muchos más temas por ejemplo: la familia desde la óptica de Café…, el matrimonio según Gaitán, la dialéctica campo-ciudad que propone esta telenovela, también los visos de comedia que aparecen desde Café… y se desarrollarán francamente en Betty… y más.

Anuncios

23 Replies to “Fernando Gaitán y su Café con aroma de mujer.”

  1. Bueno, lejos la mejor novela, me gusto muchisimo, felicitaciones a Fernando Gaitan por haber tenido la brillante inspiración para escribir un libreto así, está tan bien hecho cada detalle, no tengo palabras para decir de lo exelentisima que fue esta novela.

    Gaviota y Sebastian, yo creo que es un amor con el que cualquiera mujer decearia, un hombre que solo piense que tu eres la unica en el mundo para el, es de sueño, me encanta el amor loco de Sebastian por Gaviota y ella tan orgullosa pero loca de amor por el, la verda quisiera decir tantas cosas que no se como expresarlas no encuentro las palabras para decir lo excelente que fue esta novela.

    Por cierto acabo de terminar de verla por youtube, retrocedi en el tiempo, lo que más me gusto que aquí no fue necesario mostrar el cuerpo como lo hacen ahora todas las novelas casi que con el mismo guion y todad las mujeres cual de todas se exibe más, en cambio cafe no necesito valerse de eso para haber sido LA MEJOR, de estos ultimos tiempos.

    Lorena

  2. Buscando material sobre Gaitán, me encuentro con lo tuyo, y vaya que me gustó. A mi me interesa sobre todo “Las Mujeres de Gaitán” , ese trío de “Gaviota”, “Betty” y “Alejandra” , mujeres reales , tan lejos de las inocuas “heroínas” )con las cuales jamás pude identificarme ) de la gram mayoría de las teleseries.
    Saludos desde Chile.

  3. Bueno,
    Estoy aquí comentando acerca de novelas, cuando mis temas preferidos son las series y los libros.

    Pero resulta difícil abstenerse de esgrimir un comentario del trabajo de Fernando Gaitan y de paso criticar los novelones mediocres de siempre y un poco a los que los ven.

    Este gran libretista le enseñó a Latinoamérica que se puede hacer novelas con argumentos inteligentes, personajes con matices, como la gente real.

    Es una pena que gran parte del público novelero siga siendo adicto a los bodrios rosa, que resultan en culebrones inmamables, como muchos de los proyectos originales de Televisa, porque cuando arriesgan, lo hacen con idea alquilada, que triunfó en otros países. Es decir, que en realidad no arriesgan.

    Pero sabemos que los monstruos del mercadeo de novelas no renunciarán a las historias trilladas y repetitivas, porque han significado rentabilidad económica. Mientras que la audiencia, conformista y adicta es como el campesino que toda su vida ha probado carne, papas, arroz y sudaos simplones y el día que tiene la oportunidad de probar un plato de alta cocina, sentirá repudio porque ya su gusto se ha echado a perder.

    Con las novelas de Fernando Gaitán, se demuestra que incluso los públicos más adoctrinados a la mala calidad, pueden tener esperanza. Ojalá que las programadoras den también oportunidad a estos proyectos inteligentes pero que a pesar de eso, son capaces de ganarse el corazón de la teleaudiencia.

    1. La tercera a la cual hago referencia aquí es “La Fea más Bella”, Televisa, 2006 por su amplia relación con Betty…

      Saludos.

  4. Ví Café cuando estudiaba en la universidad, y recuerdo que fue todo un fenómeno pues primero a escondidas y luego abiertamente tuvimos que aceptar que esa novela nos cautivó y nos tenía atrapados a todos sin excepción, gente que no es de costumbres telenoveleras ni siquiera adictas a la tv pues en México (aceptémoslo) la calidad de la televisón es pésima; claro, con sus excepciones.
    Despues de ver Café, Guajira y Betty de plano me hice admiradora de Gaytán, de los personajes colombianos tan auténticos que él nos pinta. Sin embargo mi entusiasmo se extendió más allá del universo gaytiano y conocí a otras gentes involucradas en crear historias muy entretenidas como Mónica Agudelo.
    En youtube he podido ver otras telenovelas que no han hecho sino enamorarme de Colombia y desear con ganas ir a conocer gente tan cálida.

  5. Soy una fanática de las historias de Fernando Gaitán. No había leído ninguna crítica que verdaderamente valiera pena, la tuya es maravillosa. Talvez solo agregaría que este escritor, sin traicionar al género, ha hecho de las telenovelas algo novedoso.

    1. En este caso creí que publicar algo sobre Café… era dar las gracias al escritor quien me provocó re-mirar al género telenovelero por entero y dejar de considerarlo algo caduco o sin sentido… Era lo menos para tratar de expresar un profundo respeto y reconocimiento a este escritor quien nos regaló una historia en la cual cada situación y cada nuevo capítulo contenían una carga emocional formidable y todo porque parecía que EN VERDAD la vida de cada personaje estaba en juego escena tras escena.

      Te agradezco el comentario y tu paseo por este blog; a ti y a todos cuantos pasan por este lugar.

  6. Fernando Gaitan…FELICITACIONES, la mejor novela de todos los tiempos, debe estar muy orgulloso de su autenticidad, talento,ingenio, es grande Señor!!

    Hagame un favor, DEMANDE A TELEVISA por robarle su novela,por PIRATAS y lo peor de todo, lo malisimo de sus actuaciones, no se como los actores mexicanos se prestan para la PIRATERIA, que verguenza!!..lo que tienen que hacer para comer..

  7. Fernando Gaitan…FELICITACIONES, la mejor novela de todos los tiempos, debe estar muy orgulloso de su autenticidad, talento,ingenio, es grande Señor!!

  8. Admiro muchisimo la capacidad de observacion que tiene Fernando Gaitan. Es un hombre que a travez de sus novelas concoce muy bien el ser humano y en especial el latino . Me encantaria que con ese capacidad tambien pensara en escribir una novela que su tendencia fuera la de ver a este ser humano con atributos mas alla de lo cotidiano es decir un personaje que sea digno de imitar por su altruismo…ya que nunca se ha visto una novela de ese tipo como un kALIMAN en el momento de su serenidad y mucha paciencia en fin ese estilo …que hoy en dia lo necesitamos por nuestra poca tolerancia y que genera mucha violencia.. es decir herramientas que contribuyan a la armonia y no a inestabilidad del ser . como el capo pero con tendencia a dar amor.

  9. yo agregaria q en un mundo violento como el nuestro sus novelas no estan plagadas de muerte y de villanos impunes. sus propuestas son originales, comicas y como se comprobo adaptables a cualquier cultura mas alla de los gustos. A demas le da un gran valor a la mujer, la muestra fuerte, autosuficiente, inteligente, sus personajes femeninos no son compañeras del galan de turno sino son verdaderas protagonistas de las historias. Y se nota que prepara cada historia el caso de hasta que la plata nos separe es uno parece qeu Gaitan alla estudiado tecnicas de venta y negociasion para escribir esa maravillosa historia. saludos y respetos desde argentina

  10. creo que las protagonistas de Gaitán, tienen un trasfondo de superación y no la cenicienta que prospera casándose con un rico. Sus historias reflejan un amor ideal, (que dadas las circustancias de sus libretos, realmente creo llegan a suceder), personajes con base psicológica creíble, ¡magistral manejo de libreto!, sin duda.

  11. Oye tú reflexión estubo padrisima, debo admitir que antes de ver YSBlF pensaba que todas las telenovelas eran para estupidos. Ahora con todo el gusto del mundo me comomis palabras porque tienes razón, la importancia en cualquier historia es la estructura que el escritor le de a los personajes, no importa sí es una sencilla telenovela.

  12. Señor gaitan : Lo felicito realmente usted hizo una novela tan linda como cafe con aroma de mujer . y elegio a los actores justo para hecer los personajes .
    Yo vivo en argentina , soy fanitca de cafe apaesar que paso mucho tiempo ya que cafe termino .
    Y nos hizo conocer algo que no se conocia como la historia de el cafe .
    Saludos karla desde argentina

  13. Hola: Me puse a buscar textos sobre estas novelas en internet estas ultimas semanas dado que estoy viendo la repetición de esta novela que estan dando en mi país. Gran analisis, me ha encantado.
    Comparto la impresión que en muchos aspectos Cafe y Betty se hermanan y algunas veces, una parece el reflejo de la otra.
    Para mi café ha sido la novela que marcó mi vida. Me maravilla la capacidad del director y el guionista para subvertir un cuento de hadas tan clásico con elementos modernos y lograr tan buen resultado. Aparte un placer disfrutar de las actuaciones de todo el elenco, de verdad un casting perfectamente logrado.

    1. Cité a Iván, a Armando y a Fernando porque considero que, como personajes, tienen una estructura similar. De la forma en que la desarrollan y las consecuencias de sus actos se obtienen historias y consecuencias diferentes…

  14. Considero que no era necesario citar a “Fernando” de la copia mexicana de Betty(soy mexicana y con pena soportar que hicieran tan mal trabajo en mi paìs) como un personaje aparte de “Armando”, me quebrè la cabeza tratando de saber de què otra novela de Gaytàn hablabas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s