Anotaciones sobre los capítulos finales de LFMB.

Muchas cosas se pueden decir del final de La Fea… la Lety que perdimos irremediablemante, el apresuramiento de las anéctodas, todo lo que quedó inconcluso o sin responder, lo poco que disfrutamos de la felicidad mutua de la pareja protagónica, la ‘canonización’ de Aldo, etc., etc., pero a mi me gustaría rescatar un punto que marca un gran contraste entre la visión telenovelera de Gaytán y la visión Televisa de los melodramas seriados: la cotidianeidad.
¿Cuánto trabajaron los involucrados en Conceptos durante la última semana y el largo capítulo final? Salvo Luigi que filmaba la campaña para el DIF Monterrey y las juntas con los accionistas y directivos luego de las cuales todos se retiraban a medio resolver sus asuntos sentimentales, ni las secretarias hicieron una sola llamada de trabajo. Nada. Está bien que acaban de pagar la deuda y que la cosa se ha recompuesto pero Conceptos sólo sirve de escenografía a un grupo de personajes que hacen de todo menos trabajar. Si la empresa siguiera así, el mes que entra anunciarían de nuevo la bancarrota.

Gaytán propuso una historia de empresa. No hay lugar en ocasiones más monótono que una oficina, espacio cerrado donde lo cotidiano llega hasta a aburrir. Es un lugar donde has de convivir con gente extraña, a la que tú no escoges y con la que además TIENES que resolver problemas que ni tuyos son. Pero la oficina y las empresas se construyen con gente que aprende a salir adelante junta a pesar de caerse bien o no tolerarse; a pesar de las largas jornadas que agotan; a pesar de comprenderse y ayudarse o de entramparse y obstaculizar al de al lado. Finalmente todos están en ese barco y todos triunfan o fracasan según resulten las cosas.
La oficina se hace de la gente pero quien lleva la batuta es el trabajo mismo. Los clientes, las negociaciones exitosas o fallidas, la resolución de problemas financieros, etc., etc., sin eso los empleados y hasta los mismos ejecutivos no tendrían en qué entretenerse, ni de qué quejarse, ni tendrían roces entre ellos, tampoco tomarían decisiones correctas o incorrectas, ni encontrarían en sus escritorios retos por vencer…  Si uno mira ‘Betty, la fea’, Ecomoda lleva la batuta, sin sus revoluciones los personajes no respirarían siquiera. Todo está absolutamente empapado de lo laboral pero es esa omnipresencia la que lleva a los personajes a darnos emociones capítulo a capítulo. Si Armando no hubiera sido irresponsable con la propuesta de metas para su gestión, no se habría metido en transacciones imposibles ni hubiera acabado embargando la empresa. En Conceptos todo comienza igual y si Leticia no hubiera descubierto la carta de Omar, no habría hecho a Fernando firmar más pagarés de los necesarios, ni tampoco le habría gritado a Marcia cuando ella amenaza con sacarla “a patadas” de la empresa; mucho menos habría informado al Comité de la situación real de la casa productora con las consecuencias que ello traería al rumbo de la trama pero sobre todo, de Conceptos.

Esto fue algo de lo que se comenzó a diluir a raíz de Acapulco (de nuevo Acapulco ¿verdad?). Conforme los argumentistas se fueron desprendiendo de la historia de Gaytán la empresa comenzó a irse poco a poco a un segundo plano hasta llegar a los capítulos finales donde hubo muchas cosas: autopista, motos, patrullas, un panteón, un avión, pero de Conceptos, nada. O casi nada. Es cierto que el talento del escritor original reside en buena medida en entramar los sucesos de la manera en que lo hizo y en rescatar dentro de un mundo empresarial el cariz melodramático necesario para mantener el interés de la audiencia, y es cierto también que nadie podrá igualarlo pero, de eso a llegar al punto en el cual la oficina de  presidencia sirve para que los dos pretendientes de la protagonista discutan y se peleen interminablemente… hay mucha distancia.
Y lo que es más, parte de las razones de que la emotividad se fuera diluyendo, tienen que ver con que los personajes dejaran de actuar como personas en una empresa, como empleados y  ejecutivos de una casa productora. En que dejaron de lado sus historias cotidianas para contarnos sólo los sucesos “importantes” de su vida. ¿Ejemplos? El primero: ¿Qué pasó con la nueva actitud de Martha hacia la comida? Supimos que entró a un grupo de ayuda y que encontró las razones psicológicas por las cuales se refugiaba en comer pero ¿qué hay de la lucha diaria por llevar una dieta sana en verdad? ¿Es que una persona que lleva la vida entera comiendo desordenadamente cambia de hábitos de un día para otro? ¿No merecía mención su constancia y su fuerza de voluntad? Sólo Fernando hace alusión a que se ve más delgada aunque ¿no deberían ser sus amigas del alma quienes reconocieran junto con ella los resultados de este cambio sustancial en su forma de vivir?
Otro caso, Paula María y Simon. ¿Apoco todo termina con el casorio? Las cosas apenas empiezan y más para una pareja donde no se integran dos sino tres pues ella ya tiene un hijo no tan pequeño. ¿No era interesante saber cómo se fueron adaptando tanto en la casa como en el empleo con la nueva situación de Simon?
Otro más, Carolina. Habiendo aceptado a Omar nos los pusieron en pantalla en todos lados juntos y muy contentos pero, ¿es que iniciar una vida nueva de pareja es tan sencillo? Ella era una mujer independiente, con su propio negocio, con una agenda apretadísima de trabajo que sólo estaba en Conceptos para lo indispensable y Omar, por su parte, un tipo con hábitos de hombre solo el cual no da cuentas y decide sólo para sí. ¿Es que conciliar dos vidas así es algo que se logra en un abrir y cerrar de ojos como apareció en estos últimos capítulos de LFMB?
Y por último Luigi. A mi me pareció sumamente interesante en encuentro con su papá. Igual y su nombre verdadero es Luis López Hernández o algo así (ja…ja…ja). Presentarnos los entretelones de una persona que ha enmascarado como su pasado de esa manera tan descomunal y que ha buscado enterrarlo hasta que le estalla en la cara… merecía más tiempo en pantalla. Verlo integrar a sus padres con su trabajo, con el universo creado por él mismo dentro y fuera de Conceptos… Además, esta subtrama sí estaba en sintonía con esa idea primaria de Gaytán de construir el humor al desmantelar las vanidades y las pretensiones más caras de los personajes.

Anuncios

5 Replies to “Anotaciones sobre los capítulos finales de LFMB.”

  1. A pesar de que mi cable operador mi privó de la posibilidad de ver LFMB a partir del 1º de Diciembre, aún así he podido continuar la historia.

    Sin dudas, el punto de inflexión fatídico es Acapulco. Retrotraigámonos de nuevo a YSBLF. Catalina tiene pensado para Beatriz un cambio de aire, un viaje, aunque de trabajo. Catalina sabe desde mucho tiempo que algo está agobiando a Beatriz en Bogotá, que puede ser el novio, que puede ser una desilusión, que incluso puede ser el puñal de la traición el que la está matando. Catalina no quiere ser metida pero el hecho de haberse topado con el presidente de la compañía, Armando, besándose apasionadamente con su asistente, Beatriz, le ha dado aún más alas a la idea de que a Pinzón Solano se la está comiendo un maremoto de sensaciones. A los maremotos sólo se los puede predecir… Finalmente el tsunami pasa por EcoModa. El viaje de trabajo a Miami se transforma en una viaje de trabajo a Cartagena. No se van del país, pero sí de la ciudad e igualmente las espera el mar. Al contrario, en Bogotá a Armando lo espera el infierno. Tenemos a una Beatriz que con los añicos comienza a construir en Cartagena, muchos actores de la trama la van ayudando: Catalina, Michel, Tais, Cecilia, Miss Colombia…

    En LFMB, el universo acapulqueño giró en torno a Aldo Domenzaín. Es más, Aldo tuvo sus tres estadios: pasado, presente y futuro en el guión. Aldo trae un pasado bastante extraño: peleado con el padre, viuda de una esposa que lo engañó por que él le prestaba poca atención. O sea, que Aldo no puede absorber la historia de Lety hasta tanto no desahoga la propia. Ello no ocurría en YSBLF.

    De regreso en México, Aldo se presenta en la empresa, entra al universo de Conceptos. Y desde entonces la casa productora deja de ser el escenario que produce las acciones de sus partícipes sino a ser simplemente las tablas sobre donde se apoyan los actores para desarrollo de su farsa. El leit motiv de Aldo toma “by storm” a Conceptos que pierde el olor a celuloide por el de la fritanga. Pero antes de esa aparición, se mantiene el guión de YSBLF: Leticia y Fernando, como representantes legales de ambas empresas, van a acordar con el juez. El acuerdo es muy claro: tres cuotas deberán ser saldadas para levantar el embargo por 6.5 millones de dólares. Desde entonces, las cuentas en Conceptos cierran menos que antes.

    De los 2.166.666 que Conceptos debe recaudar, Leticia sólo planifica una campaña por 2 millones. ¿De dónde pretendía sacar el dinero restante para la cuota, más el costo de la campaña, más el pago de la nómina más las amortizaciones de los empréstitos que FilmoImagen pidió al Banco de las Américas, el Banco Libertador, entre otros? Cuando la Expo ocurre y los genios financieros hacen los números, se resuelve que Luigi se pasó del presupuesto, por lo que les quedan limpios 1 millón y algo.

    Increíblemente Leticia hace tiempo para revelarle esto a Aldo y éste en cuestión record reune no sólo el resto sino que la suma de la deuda entera. Pregunta de niño de 4 años: si más luego Fer, Omar y Marcia venden sus casas ¿por qué no las vendieron en ese momento? Es más, Fernando bien pudo haber prendado su carro y con el millón y tanto cubrir la primer cuota… No me digan nada, es que de esa manera saco a Aldo de la jugada… Entiendo.

    Ahora bien, siendo Fernando el representante legal de Conceptos, Leticia el de FilmoImagen ¿Cómo hizo Aldo para comprar la deuda? Los activos tanto como los pasivos de Conceptos estaban congelados, el respaldo del embargo era la garantía sobre establecimiento comercial por 40 millones de dólares… O sea, Conceptos no era libre de tocar su organigrama; por esa razón erigen como presidenta a Leticia, que es presidenta de la compañía que los tiene embargados. En otras palabras, es como cuando el Estado interviene el gobierno de alguna provincia o departamento: el Estado tiene supremacía sobre las autonomías federadas. Con un ejemplo se ve más claro: el gobierno nacional argentino interviene el gobierno de la provincia de Entre Ríos, pero el gobierno nacional uruguayo (Tabaré Vasquez y compañía) no pueden intervenir a una provincia argentina (de lo contrario ya Tabaré se habría librado del problema con los ambientalistas entrerrianos).

    Aldo compra la deuda que en la práctica real jamás podría. ¿El juez no llama a Leticia? ¿El juez no llama a Fernando? Jolines, alguien terminantemente externo ha adquirido parte de sus pasivos, como quien compra un cheque a 90 días, pasa a ser un accionista de la empresa ¿Y el juez no avisa a nadie? Aldo se avisa a sí mismo, interrumpiendo el idilio de los representantes legales.

    Desde entonces el objetivo de la casa productora deja de ser la relación costo-beneficio en la hechura de videos y comerciales audiovisuales sino ¡pagarle la deuda a Domenzaín! Los clientes con los cuales Carla Santibañez iba a conectarlos jamás aparecen, tampoco las conserveras que actuaron como patrocinadoras de la Expo. Aparece en escena Retro-Mode, oh casualidad una casa de modas (como la colombiana EcoModa) que requiere más a Aurora que a una casa productara que produzca sus comerciales. Aldo sale de la empresa en su rol de asesor gastronómico y queda con más peso como novio de Leticia (el plano sentimental) que como accionista de la sociedad de capital variable (el plano laboral, sólo lo funge cuando Ariel quiere despedir a Leticia, a quien Fernando dijo dejarían cesante “sobre su cadaver”). La empresa pasa a ser, como dije antes, las tablas sobre donde ellos caminan, rechinan las suelas de sus zapatos y dejan caer alguna que otra lágrima. El único lugar desde donde se trabaja realmente es “La cueva”, aunque Fernando está más en el chisme de ver cómo Leticia destruye su corazón zalameando a Aldo que en cumplir sus funciones de asistente (sigo pensando que Fer hubiera sido más útil como Vicepresidente).

    Stop, stop, stop. Si Aldo compró la deuda, la deuda ya no le pertenece a FilmoImagen. Si, sí, Aldo compró la deuda por entero ¿Qué hace Leticia como Presidenta? ¿En qué situación queda el embargo precautorio al cual el juez debió dejar sin efecto? ¿Qué empresa respalda a Aldo para haber comprado la deuda? Disculpen, me olvidaba que ese fue un artilugio, una “licencia literaria” que en la práctica sería imposible de concretar.

    Retomo. Llegamos al final, le pagan a Domenzaín lo que le deben. Marcia queda como Presidenta ¿? Alicia se roba el millón de dólares que el Vicepresidente Financiero miente haberse robado él ¿? Fernando se va de Conceptos por enésima vez. La secretaria de Relaciones Humanas tiene tanto poder que logra hablar al vuelo de Fernando a Rio. No sabemos de qué van a vivir Fernando ni Leticia, quienes casándose han disminuido el porcentaje accionario de Fernando en Conceptos, pero han hecho ingresar a Leticia a la sociedad (siempre cuando sea por bienes mancomunados el casorio). Leticia a su vez tiene el 99% de FilmoImagen, una empresa que jamás se disolvió y de la que Tomás tiene el 1%, del que supongo mantendrá a Alicia por que él ya perdió su puesto en Conceptos también ¿O no?

    Conceptos, qué universo tan raro…

  2. WOW

    Es todo lo que puedo decir, no se quien eres ni a que te dedicas ni siquiera como llegue a este sitio, pero quiero decirte que eres excelente, me has hecho ver cosas que como televidente jamas me habia fijado, muchas felicidades, realmente increible y me has dejado con la boca abierta

  3. Considero que este Conceptos tan raro proviene de la mente de adaptadores que entienden lo cotidiano como un gran territorio de lo llano, esteril, donde no sucede nada y por ende, necesitan inventarse una serie de “eventos” que puedan proporcionar “emociones” a la audiencia.
    Sin embargo, lo cotidiano es el gran espacio donde TODO sucede. Donde se cocina la emotividad, donde los seres humanos aman, odian, resurgen o se entrampan, es donde la vida sucede en realidad. Gaitán sabe bien eso y su telenovela está hecha de las vicisitudes diarias, de las volteretas administrativas y legales posibles de pasar en cualquier oficina no sólo colombiana sino de cualquier rincón del planeta. Las múltiples adaptaciones de su “Betty…” son manifestación patente de esto último.
    Cuando se insertan emociones artificiales y totalmente ficticias, mal pegadas en una telenovela hecha de situaciones cotidianas, las incoherencias resultantes son descomunales. Tu detallas las inconsistencias que, al promover a Aldo como comprador de la deuda de Conceptos, le proporcionan (más que a fuerza) un lugar protagónico y casi redentor en la recta final de LFMB y mientras te leía pensaba cómo hasta alguien que no sabe nada de economía ni leyes como yo, puede también darse cabal cuenta del enorme atentado a la esencia de la trama original: su maravillosa capacidad de llamar a la emotividad evocando situaciones que podrían ser reales y, por ende, atañen a muchos de los espectadores pues, de un modo u otro las han vivido en propia carne o en la de sus seres más allegados.

    Saludos!
    guadalupe delgadilo

  4. Thank you for writing succinctly what some of us thought. I thought, too, about how and when did Don Erasmo leave his position at Conceptos? And, realistically, with Tomas and Don Erasmos at the helm financially, Luigi would never have gone over budget. And even though Ariel was considered a villian, in actuality, he was on point through out. I could write for hours about the incongruities and inconsistencies of the show but when all is said and done, there is so much left undone and unsaid.

    Saludos

    Hope Van Hoesen Ohler

  5. Pingback: Trackback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s